INSIDING | ¿Quién viaja en tu carruaje?
15340
post-template-default,single,single-post,postid-15340,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

¿Quién viaja en tu carruaje?

23 Ago ¿Quién viaja en tu carruaje?

¿Alguna vez te has hecho preguntas sobre ti mismo?, me refiero a preguntas como: ¿Quién soy? ¿Cómo soy? ¿Dónde voy?

Te propongo un ejercicio con el que pretendo acompañarte en un viaje que te acercará a conocerte mejor, mirándote desde un plano diferente, como quien observa un cuadro o una escultura.
En este caso, acompáñame para que dibujes y observes un carruaje, tu carruaje.

Imagínate un carruaje, es el carruaje que dibuja quien eres.

 Te propongo que dibujes en tu imaginación una pareja de caballos que impulsan el movimiento del carruaje. Si los caballos representaran tus emociones y estados de ánimo, ¿De qué color son tus caballos hoy?, ¿Cómo es su apariencia?, Quizás los sientes cansados o por el contrario los dibujas fuertes y poderosos. ¿Cómo son de diferentes?, por último, te propongo que los observes fijamente y te preguntes: ¿Qué mensaje me transmiten los caballos de mi carruaje?

 Ahora, te propongo que dibujes en tu mente el chasis de tu carruaje. Toda esa estructura sostiene al carruaje y le da los engranajes y espacios para que el viaje suceda. El chasis rodea a los caballos y soporta el peso del habitáculo del carruaje. Si el chasis fuera tu cuerpo, ¿Cómo sientes al chasis? ¿Observas alguna pieza que esté sufriendo el desgaste del viaje? ¿Qué crees que necesitaría ese chasis para continuar viaje? ¿Cómo se relaciona tu chasis con tus caballos? Quizás el chasis preferiría un ritmo más tranquilo o puede que agradezca menor tensión por las continuas curvas. Observa y escucha lo que te dice la estructura sobre la que viaja tu carruaje.

A continuación, imagínate al conductor del carruaje. Él parece ser quien dirige y gobierna el destino de tu carruaje. Trae su figura a tu imaginación. Imagina ahora que ese conductor es tu mente y tu lenguaje. Obsérvalo atentamente. Sitúate en otro plano de consciencia para poder observar tus pensamientos y tu lenguaje representados en la figura de ese conductor de carruaje. ¿Qué aspecto tiene tu conductor? ¿Lo pintarías relajado y disfrutando del viaje o quizás agotado y tenso en la búsqueda del siguiente destino? ¿Cómo se relaciona el conductor con el chasis y los caballos? ¿Sientes que los escucha o por el contrario gobierna el carruaje con crudeza? ¿Se preocupa tu conductor por atender a los caballos y chasis o quizás sólo tiene ojos para su próximo destino?, ¿Cómo habla tu conductor? Mira fijamente a ese tu conductor que representa tus pensamientos y tu lenguaje y, mirándole desde fuera, pregúntale: ¿A dónde te diriges? ¿Para qué vas allí?, por último, pregunta a tu conductor: ¿Quién viaja dentro del carruaje?, escucha su respuestas o su silencio.

En este momento te propongo que mires dentro del carruaje. Dentro del habitáculo probablemente encuentres al viajero. ¿Alguna vez le habías imaginado? Te propongo que le dibujes en tu imaginación. ¿Cómo está resultando el viaje para él? ¿Le imaginas disfrutando del viaje, en paz y confianza, o por el contrario lo sientes inquieto por las continuas curvas y movimiento descontrolado del carruaje? Detente en tu viajero. Es posible que no te resulte fácil ponerle rostro y apariencia. Si es el caso, simplemente trata de sentirlo.

 Te invito a reflexionar una vez más: ¿Quién gobierna el carruaje?, ¿Es el conductor del carruaje, con sus pensamientos y lenguaje, o quizás son los caballos emocionales que han terminado por desbocarse en su instinto por sobrevivir a la tiranía del conductor?, ¿Cuánto aguantará el chasis el actual ritmo de tu carruaje?

Imagínate como sería el viaje de tu carruaje si el conductor se diera cuenta de que dentro del habitáculo está el viajero. Quizás el conductor y viajero iniciarían una conversación con la que empezar a conocerse. ¿Puedes imaginarte esta conversación?, puede que el viajero le dijera al conductor, ¿Para qué corres de ese modo? ¿A dónde me llevas?, ¿Acaso me has preguntado dónde quiero ir?, ¿Acaso te has dado cuenta siquiera de que me llevas en el carruaje?

 Permíteme las últimas preguntas: ¿Cómo sería el viaje de tu carruaje si fuera el viajero quien gobernara al conductor, los caballos y al chasis?….y…. ¿Quién es el viajero que habita en tu carruaje?

 (Dedicado a Annie Marquier quien con su obra me invitó a conocer mi propio carruaje)

 

Juampe Manrique                                                                                                                                            Coach Ontológico                                                                                                                                                     Socio Fundador INSIDING

No Comments

Post A Comment