INSIDING | LA CLAVE OCULTA DEL TALENTO
15828
post-template-default,single,single-post,postid-15828,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.3,vc_responsive

LA CLAVE OCULTA DEL TALENTO

25 May LA CLAVE OCULTA DEL TALENTO

¿Te gusta el fútbol? Seguramente conozcas la gran supremacía que ostentan dos equipos en España: Real Madrid y Barcelona. Son dos gigantes del fútbol a nivel mundial y cada año se hacen más y más fuertes. ¿Cómo lo logran? pues hay varios factores pero el principal es su capacidad para adquirir talento. Por una parte generándolo internamente a través de sus escuelas de fútbol y, por otra, gracias a su capacidad económica para comprar el talento allí donde esté. Nadie cercano a este deporte lo duda: estos gigantes son los que más talento atesoran y, por tanto, son los que más cerca están de alcanzar los mejores resultados.

Sin embargo, desde hace unos años, en la liga española ha emergido un tercer club, el Atlético de Madrid, que de la mano de su coach Simeone, y con aparentemente mucho menos talento que Real Madrid y Barcelona, logra disputar a estos dos gigantes los primeros puestos en todas las competiciones. ¿Cómo logra Simeone que su equipo ofrezca un rendimiento tan sorprendente? ¿Es cierto que su equipo tiene menos talento que Madrid y Barcelona?

Usemos este caso para ahondar en el concepto de talento. ¿Qué entiendes por talento? Quizás es creatividad, es inspiración, quizás es una habilidad innata para llevar a cabo cierta actividad.  Es frecuente que cuando nos referimos al talento lo describamos en términos de cualidades, habilidades, capacidad, competencias o inspiración. Todos esos factores constituyen sin duda una parte importante del talento. Pero, si los jugadores del Madrid y Barcelona presentan mejores capacidades que lo jugadores de Simeone, ¿Cómo logra éste igualarlos en resultados?

 La fórmula del talento

dv

La respuesta la tenemos en otra de las variables del talento a la que es muy importante prestar atención. Me refiero al COMPROMISO. Si lo expresamos como una fórmula matemática diríamos que el talento es igual a la capacidad por el compromiso. Si cualquiera de los dos factores se resiente el talento también lo hace. Un equipo o una persona pueden tener una alta capacidad en un determinado ámbito pero si su compromiso es bajo, su talento y sus resultados también. Por el contrario y a la inversa: podemos encontrar equipos o profesionales híper-motivados y comprometidos pero con un bajo nivel de capacidad lo que hace que el talento se reduzca. En INSIDING apostamos por la fórmula del talento: alinea tu mente (Capacidad) con tu corazón (Compromiso) y genera infinitas posibilidades.

Aceptar la vulnerabilidad como primer paso para el éxito

Volviendo al coach Simeone y al enorme talento que despliega su equipo, su estrategia parece clara: no puede competir en términos de capacidad con Madrid y Barcelona, por lo tanto, lo hace en términos de compromiso y alineamiento. De este modo, su equipo iguala en talento y resultados a los otros dos gigantes. Del equipo de Simeone se dice que mueren en cada partido. Eso es compromiso: creen en lo que hacen y lo dan todo por alcanzar los retos que se proponen. Otro ejemplo de su elevado compromiso es reconocer sus debilidades para después transformarlas en nuevos recursos. Un ejemplo de esto es la frase del coach Simeone antes del partido de vuelta en Champions contra el Barcelona: “El creer que ellos son mejores es nuestro mejor recurso para vencerlos”.

Generadores de compromiso

Entonces, si TALENTO es igual a CAPACIDAD por COMPROMISO. ¿Cómo logramos generar altos niveles de compromiso? Aquí me gustaría mostraros dos palancas: los valores y la búsqueda de sentido.  La acción que llevamos a cabo resulta mucho más efectiva cuando está alineada con los valores que nos sustentan y con aquello que nos da sentido. Valores y sentido son los cimientos del compromiso. Pregúntate si las acciones que diseñas para alcanzar tus objetivos están alineadas con tus valores y, muy importante, reflexiona acerca de si el “para qué” de la acción está conectado con tu propósito superior, con tu proyecto de vida. Cuando este alineamiento es intenso, el compromiso con el que llevamos la acción es diferencial y, si lo acompañamos de capacidad, alcanzamos el nivel de talento que nos lleva al resultado deseado.

cvb

No lo olvides: es muy importante que te formes y adquieras nuevas capacidades, sin  duda lo es!, pero sirva este mensaje para destacar la clave oculta del talento, el COMPROMISO y la  importancia de alcanzarlo a partir de conectar tus acciones con tu corazón.

Nos encontramos en canal INSIDING. ¡Hasta la próxima!

Por Juampe Manrique

Coach Ontológico

Socio Fundador INSIDING FullCoaching

3 Comments
  • Eva M
    Posted at 23:04h, 31 mayo Responder

    Que grande eres Juampe y que razon llevas… pero es dificilísimo sabér cuándo se tiene alineado por igual Capacidad y Compromiso. ¿Cómo se puede saber? ¿Hay algún síntoma que nos avise cuando se está llegando a ese equilibrio?
    Gracias como siempre por estar ahí
    Eva

    • insiding
      Posted at 17:15h, 01 junio Responder

      Hola Eva. Muchas gracias por seguirnos en canal Insiding. El alineamiento se produce cuando lo que piensas, lo que haces y lo que sientes están en armonía, es decir, no hay conflicto y no percibes contradicciones. Esto es fácil de decir y difícil de conseguir pero la clave es estar alerta y reconocer cuando lo que piensas, lo que haces y lo que sientes generan contradicción interna. Cuando eso ocurre quiere decir que te estás desalineando. Hay una pista magnífica para reconocer cuando estás alineada!….cuando te olvidas de ti, es decir, cuando esa actividad o situación te lleva a un estado de atención total en el que cesan los diálogos internos, se detiene el tiempo y desaparece el espacio. Te fundes con esa actividad. Cuando eso ocurre, estás en armonía y en pleno alineamiento. ¿En qué actividades o talentos te olvidas del tiempo y del espacio? Un abrazo fuerte!

  • Eva M
    Posted at 22:30h, 03 junio Responder

    Jope… el caso es que… pensandolo bien… así acordandome haciendo memoria… me olvido del tiempo y del espacio cuando estoy haciendo algo que me gusta mucho. Muchas veces durante mi trabajo diario hay algunos ratos que no me doy cuenta de mis diálogos internos. Mecanicamente termino un asunto, comienzo otro y creo no darme cuenta de que vivo.
    Recuerdo una actividad no sé si sería correcto denominarse talento cuando realizo trabajos de restauración e muebles en mi tiempo libre: aquellas mecedoras… Recuerdo esos momentos como agradables con muy buenas sensaciónes de satisfacción de lo que estaba realizando. Sobretodo recuerdo me encontraba muy bien conmigo. Me apetecía hacerlo porque quería.

    El caso es que me haces pensar… como si estuviera contigo en una sesión… y me cuesta responderte.

    Gracias como siempre por estar ahí.

Post A Comment